miércoles, 20 de julio de 2011

Los imprescindibles - Almir Surui

Hay hombres que luchan un día
y son buenos.
Hay otros que luchan un año
y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años
y son muy buenos.
Pero hay los que luchan toda la vida:
esos son los imprescindibles.

Lo escribió Bertolt Brecht hace como ochenta años y lo tomó Silvio Rodríguez para la introducción de su canción “Sueño con serpientes”.


Almir Surui y la tecnología en el Amazonas.
La historia de este artículo ya tiene unos meses, pero vale comentarla.
A fines de los años 60, Chico Mendes (sí, el de la canción de Maná "Cuando los ángeles lloran") libraba una lucha desigual contra los depredadores del Amazonas: hacendados, buscadores de oro, la policía y el gobierno de turno. En esa época, mientras desmontaban para abrir paso a una carretera se descubrió una tribu en la zona del estado de Rondônia. Eran los paiter surui.
Pocos años después nació allí Almir Narayamoga Surui. Esta es su resumida biografía.
Almir Narayamoga Surui, de 36 años y miembro del pueblo paiter surui, nació en el territorio indígena Sete de Setembro, Rondônia, Brasil. Tras haber presenciado la destrucción de las tierras ancestrales de su pueblo por colonos que invadieron la región como parte del programa POLONOROESTE, financiado por el Banco Mundial, Almir se decidió a poner fin a este proceso y a defender los derechos humanos y territoriales de los paiter surui.
Hijo del jefe de la tribu, cuando tenía 14 años comenzó a estudiar portugués y Biología en Goiana y pronto fue capaz de articular las demandas de su pueblo ante quienes toman decisiones en Brasil y a nivel internacional. En 1994 fue elegido Coordinador General de la Federación Indígena de Rondônia (CUNPIR).
Ya como jefe, durante su mandato varios territorios indígenas fueron demarcados en Rondônia, incluido un territorio en el que viven indígenas no contactados. Almir se opuso incansablemente a los invasores ilegales de tierras. Además se encuentra entre los líderes indígenas más reconocidos de Brasil y trabajó junto a gobiernos y líderes internacionales, para llamar la atención sobre los derechos territoriales y la protección medioambiental en el Amazonas. También trabajó por la defensa de los grupos de indígenas aislados y se ha pronunciado en contra de los peligros que suponen los enormes proyectos de infraestructuras para estos pueblos.

Todo lo hecho por Almir tuvo su gran difusión mundial no tanto por su lucha en sí, sino por la creatividad de la misma.
En este año, la revista Fast Company lo eligió como una de las cien personas más creativas del 2011.
Durante uno de sus viajes en el 2007, en un cibercafé Almir conoció Google Earth y YouTube y decidió contactar a la empresa. La idea era que la compañía le enseñara a su gente a recopilar la historia de sus mayores y así mantener viva su cultura. A través de Google Earth buscaba proteger la selva.
De ese modo nació una sociedad con Google. En el 2009, empleados de la empresa viajaron y les enseñaron el uso de GPS, computadoras portátiles y videocámaras. Así armaron un mapa geográfico de su territorio.
Hoy los miembros de la tribu pueden tomar fotografías geolocalizadas y subirlas de inmediato a Google Earth para denunciar la tala indiscriminada de árboles, desmintiendo a los gobernantes que niegan su existencia en la región.

Vamos a dar el ejemplo y juntos proteger a la selva amazónica
para que todos nuestros hijos tengan un futuro.
Nuestros destinos están unidos.

Almir Surui



El video está en inglés y portugués y es obvio que Google
aprovecha para promocionar sus productos.
Todo es un ida y vuelta en la vida. Y está bien, vale la pena verlo.

Si te gustó este artículo, anímate a escribir un comentario y sígueme por Facebook, de ese modo te llegarán todas las novedades de mi blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...