lunes, 26 de marzo de 2012

Pasión nocturna



Este micro llegó a las finales del concurso quincenal de Triple C.
La frase inicial era obligatoria.
Un gusto, realmente.

PASIÓN NOCTURNA

El final de cualquier anochecer la sorprenderá tejiendo sueños frente a la luna.
Su marido, mientras tanto, habrá iniciado un retorno presuroso de la oficina, con la convicción de que no deberá dilapidar un instante. Sus pensamientos agitándose en mares extraños, convulsionados. Su mirada escapando a los ojos cansados y apáticos de los demás pasajeros, aislándose de sus hedores penetrantes y de sus conversaciones sin sentido. Correrá hasta su casa, ávido, hambriento, con sus músculos rebosando adrenalina. Se quitará la ropa con movimientos desgarbados, agarrará dos trozos de carne del refrigerador y enfrentará los escalones rumbo a la azotea. Su piel cada vez más seca, sus gruñidos más roncos. Lo recibirán el frío y su hembra, bañada en plata y con un aullido en la garganta.

© Sergio Cossa 2012

4 comentarios:

  1. muy bien relatado. me ha gustado.
    saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te haya gustado.
    Gracias por pasar, Eliacim :)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Historia básica, repetida en mil formas, de un fin de jornada...

    ResponderEliminar
  4. Así es, Arturo. Aunque esta pareja parece llevar las cosas más allá de lo humano...

    ResponderEliminar

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...