martes, 21 de agosto de 2012

En decadencia



Drácula - En decadencia - Microrrelato - Sergio Cossa


Quinientos veinte años de salvaje vida nocturna minaron la salud del Conde. Al batir sus alas, el dolor de los huesos y las articulaciones es insoportable; su radar de vuelo ha perdido precisión y en varias oportunidades acabó estrellado contra un árbol. Sin embargo, son sus colmillos los que le causan verdadero sufrimiento. Antes filosos y seductores, sus puntas romas no logran penetrar siquiera los cuellos de las jóvenes, quienes, humillantes, lo arrojan a través de las ventanas de sus dormitorios.
De visita al médico, recibe una prescripción rigurosa: debe cambiar Transilvania por algún país con clima más benévolo y suplir su dieta con polillas y otros insectos nocturnos.
Siente como si le hubieran clavado una estaca en el corazón.

© Sergio Cossa 2012


12 comentarios:

  1. Y se la han clavado, lo que pasa es que quizás no lo ha visto venir porque necesitaba unas gafas de cerca y no veo que las hayas mencionado.
    Después se le caeran los dientes. Vamos una gozada.

    Ah, y antes de que se me pase, te veo muy bien en Triple C, tu micro es fantástico para la imagen.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, Sergio. ¿Nos une la pasión por los monstruos? Yo la tuve por este Frankenstein:
    http://lalenguasalvada.blogspot.de/2011/10/visto.html

    Un saludo desde "el otro lado" (del charco, claro ;))

    ResponderEliminar
  3. Una sonrisa. Me gusta que me dibujen una sonrisa final.
    Un micro creativo con un personaje tradicional: MUY BUEN TRABAJO.

    Un besoooo sofocante desde España.

    ResponderEliminar
  4. Tal como dice Petra, Sergio, me has arrancado una sonrisa.

    Ahora bien, este es un micro duro para quienes transitamos velozmente de cara a la quinta década de nuestras vidas. Quién nos diera llegar a los 500 y tener que mudarnos al Caribe.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Sergio:
    Está muy bueno.
    A todos les llegan los años y la vejez.
    Seguro que termina en Miami, en un complejo geriátrico, donde les cuenta sus historias de la juventud a otros veteranos, que ni le creen...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Amig@s, por pasar a leerme.
    Estoy complicado y con poco tiempo para escribir y pasear por los blogs que tanto me gusta recorrer.
    Pero, como decía un amigo de la vida, no hay que preocuparse, ya vendrán tiempos peores :)

    Tu Frankenstein está muy bueno, Mikel :)

    ¡Abrazo a tod@s!

    ResponderEliminar
  7. Qué pasará cuando al Conde lo manden al dentista a hacerse colmillos postizos? Cuánta decadencia, pobrecito, tener que ver eso! Me has hecho reír hoy! Gracias Sergio Saludos van

    ResponderEliminar
  8. Ay los años!!! Pasan para todos, aunque la vida, que es muy agradecida, te paga con la misma moneda con que tú le hayas tratado. Así que, importante ser consciente de lo que careces y explotar todo lo que has conseguido, mirarte al espejo, observar el brillo de tu propia mirada y ver en ella el niño que siempre llevrás dentro.

    ResponderEliminar
  9. Original Sergio. Hasta al famoso conde le llega la hora. Somos aves de paso. Sobre todo el Conde, que se transforma en vampiro. Aunque dicn que viven muchos más años que los humanos.
    No hay deuda que no se pague ni plazo que no se cumpla.
    Al Conde le llegó la hora de las transfusiones.
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
  10. Sandra, Ely, Rober, gracias por comentar :)
    Tal vez el Conde descubra una vida nueva y mejor, ¿o no?

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Sergio!! Encantado de dar con tu blog, te conocí por el foro de abrelibro. Soy barrikada.

    El caso es que como ya te dije es el microrrelato que más me ha gustado, me encanta ese toque de humanidad que impregna a un ser tan fantástico como Drácula, pero más que nada te envidio porque veo como no te le tienes respeto (en el buen sentido de la expresión) a una figura tan importante como es el vanguardismo de la ficción! Un saludote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido, Barrikada! Ahora me paso por tu blog :)
      Me alegra que te haya gustado el micro. La verdad es que el pobre Conde está bastante venido a menos últimamente, así que cualquiera se anima a maltratarlo, aunque sea con las letras :)

      ¡Abrazo y nos leemos!

      Eliminar

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...