lunes, 13 de febrero de 2012

Escalada armamentista



Escalada armamentista (microrrelato) - Sergio Cossa

Cuando vi a la Muerte sentada en un banco del parque, torcí por un sendero para evitar saludarla, por si las moscas... Sin embargo, el rojo apagado de sus ojos movió a que me acercara.
–No es habitual encontrarla por aquí –farfullé.
–Es que se ve tan linda la noche… pero debo seguir con los encargos.
–Espero que no sean de por acá cerca.
–¡Qué va! Tengo pedidos hasta del otro lado del mundo. Tanto los de Arriba como los de Abajo me agobian con su escalada armamentista.
–¡¿Cómo es eso?!
–Los de Arriba y los de Abajo. Celestes y Rojos. Miden fuerzas para probar quién domina el Más Allá.
Mi boca abierta y muda la invitó a continuar.
–Desde el inicio, las cosas estuvieron parejas. Se moría uno bueno, luego uno malo y así. En las catástrofes había de todo. Los poderes estaban balanceados. Ahora es una competencia feroz. Los bandos se acusan de haberla iniciado y expanden sus ejércitos. Si los de Abajo consiguen un nuevo príncipe, los de Arriba contestan con dos arcángeles. Si los Celestes buscan infantería con un terremoto, enseguida los otros acumulan adeptos con una guerra. Y yo soy la que va y viene con los encargos. Me tienen harta los celestismos, los infiernismos y todos esos ismos.
«Pobre, qué trabajo».
–¿Fuma? –pregunté ofreciéndole un cigarrillo, para retenerla un poco más.
–Te acepto uno. Si hay algo que me atrae es el tabaco.

© Sergio Cossa 2012

8 comentarios:

  1. ¡Buena historia, Sergio!

    Me gusta la forma en que a través del diálogo construyes los personajes; al punto de lograr que me compadezca de la propia muerte.

    Las últimas dos líneas de diálogo son para enmarcar.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Pedro :)
    Es que últimamente está pasada de trabajo, la pobre...
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ME GUSTÓ COMO HUMANIZASTE AL PERSONAJE DE LA MUERTE, UN DIÁLOGO EXQUISITO. Y LOS DIFERENTES CAMINOS QUE NOS PUEDEN LLEVAR A ELLA. CREO QUE ESTE TEXTO PODRÍA IR PEGADO EN LOS ATADOS DE CIGARRILLOS.


    UNA FUMADORA.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá ayudara a tomar un poco de conciencia :)
    Gracias, fumadora, por comentar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Esa visión de la muerte trabajadora incansable y un poco sindicalista hace del micro algo sugerente, de lectura cómoda y muy muy pacífico.

    ResponderEliminar
  6. La Muerte no apoya la política partidaria... y sería bueno que se tome unas merecidas vacaciones.
    Gracias por comentar, Adivín.

    ResponderEliminar
  7. ¿Dices que la muerte debería tomarse unas vacaciones?
    Saramago ya escribió sobre eso en las intermitencias de la muerte ¿recuerdas?
    qué pasaría si la gente de pronto dejara de morirse...pues eso, que sería un caos. ¿Imaginas el planeta lleno de zombies de doscientos años, tan arrugados que ni se le verían los ojos? no recordarían ni en qué tiempo fueron jóvenes.
    En fin, nuestra mitificada y humanizada muerte, hace su labor, la pobre. Creo que se merece ese cigarrillo...total...
    Estupendo micro, sergio.
    Bueno, que ya sabes que me encanta como escribes.:)

    ResponderEliminar
  8. Seguro que la Señora tiene que hacer su trabajo, es el ciclo de la naturaleza. Yo decía unas vacaciones cortitas, nomás :) como para ver un poquito mejor al mundo por unos días.
    Gracias por pasarte, Ángela.

    ResponderEliminar

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...