martes, 8 de mayo de 2012

Relax



Su cuerpo desnudo descansa en la playa. A la vista del sol que se suelda con el mar, la arena pierde el ardor acumulado. Cientos de pájaros alborotados retornan en busca del manantial y el resguardo de los árboles. Estira un brazo y alcanza un coco para beber el jugo fresco. Su mente divaga sin preocuparse por el resto del mundo. Lejos de los avatares de la política, de la economía. La paz lo colma. Sin embargo no está conforme. Se le están volviendo largos estos cuatro años de náufrago.

© Sergio Cossa 2012

16 comentarios:

  1. PERO SI EL HOMBRE ES UN ANIMAL DE COSTUMBRE, POR QUÉ HABRÁ QUERIDO REGRESAR EL NÁUFRAGO Y NO SE ACOSTUMBRÓ A LA QUIETUD DE LA PLAYA? BUENO MICRO PARA REFLEXIONAR SOBRE ESO.

    VLANKA.

    ResponderEliminar
  2. pero, mira que circunstancia ingrata ¿he?
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Sergio, no estamos acostumbrados a la paz con la naturaleza, y por tanto, acabamos por despreciar un afortunado éxodo. Yo sinceramente, sería el primero en que me quejaría de haber naufragado en una isla desierta.

    Estupendamente reflejada esa paz.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez al náufrago le faltaba una buena compañía para compartir semejante paisaje...
    ¡Abrazo, Vlanka!

    ResponderEliminar
  5. Así es, Omar, parece que nunca estamos completos.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Nicolás, yo, sinceramente, sería el primero en gozar de ese aislamiento. Junto a una notebook con internet satelital, claro :))
    Aunque me pregunto: ¿dónde la enchufo cuando se termine la batería? jeje
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Sergio.
    Se me presentó aquello de que: es tan malo pasarse, como no llegar.
    Además, recordé la película de Tom Hanks, que vivía con su "amigo" Wilson...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. hola, acabo de encontrar tu blog.... me encanta¡¡¡¡ creo que las personas nunca estan conformes con nada, y si no lo suelen estar con las decisiones que se toman propiamente, imagina con lo que el azar nos trae.... un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Arturo, la película de Tom Hanks y Wilson ya es un clásico moderno :)
    Lo cierto es que desde Robison Crusoe a estos días, los náufragos han dado infinidad de temas para todo.
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Quién sabrá acomodarse justo en la línea delgada que hay entre el conformismo y el ansia de búsqueda...
    ¡Saludos, Carmen y bienvenida al blog!

    ResponderEliminar
  11. ¡Si es que nunca llegaremos a ser felices si no nos conformamos con lo que nos ofrece la vida! que la vida nos da limones pues bebamos limonada, que nos da una isla desierta e ignota pues bebamos coco y comamos pescados...
    en fin, Sergio, como siempre un gran trabajo el tuyo, hermoso y visual.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Ángela.
    Hoy está lluvioso y frío. No es por ser disconforme... pero me vendría bien esa isla soleada :))
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado ese tono lírico y sensual, breve para dar con el contrapunto, tan adecuado, al final...
    Ni siendo felices podemos estar solos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Hasta Zaratustra necesitó bajar desde la montaña al pueblo :)
    Gracias por pasarte, Susana.
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Las mentes divagan y se abotargan de sol y arena y sobre todo de soledad.
    yo permanecería en esa maravillosa isla que describes hasta la eternidad con un ebook (es decir,millones de libros) y un buen conversador con quien compartir mis días y mis noches.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Pero que ese conversador no interrumpa la lectura, eso sí :)
    ¡Saludos, ely!

    ResponderEliminar

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...