jueves, 21 de junio de 2012

Receta para gobernantes



RELACIONES EXTERIORES y NECESIDAD DE RECURSOS

Con este menú supliremos necesidades para nuestro país, como ser agua o minerales.

Ingredientes:

1 país bananero que adore a un dios circular y que disponga del recurso que necesitamos.
1 país bananero vecino que adore a un dios rectangular.


NOTA:
Lo de bananero es solo una expresión. Puede ser petrolero, diamantero, aguatero, etc.

Preparación:

- Incitar al gobierno del país del dios circular a que reaccione contra el del dios rectangular porque insultan su santidad.
- Hacer lo mismo con los vecinos.
- Cuando inicien la guerra, venderles a los dos países nuestras armas obsoletas.
- Esperar a que se desangren y que sus economías se destruyan.
- Intervenir el país del dios circular, aduciendo que somos los garantes de la paz entre las naciones.
- Retirar el mineral deseado hasta vaciar las fuentes.
- Si optamos por el agua, adueñarnos de las tierras que aseguran un suministro permanente.

Una vez satisfechos, abandonar los platos sucios y que alguien se encargue de la basura.


© Sergio Cossa 2012

10 comentarios:

  1. Tengo la extraña impresión de vivir en un país con dios circular.
    Desde luego, no es así porque ya se sabe "todo parecido con esta ficción es mera coincidencia". O me equivoco?

    Un abrazo, compatriota

    ResponderEliminar
  2. Patricia, cualquier semejanza con la realidad, es solo una lamentable coincidencia :)
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Apocalíptico... pero inspirado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Todo un esnsayo geopolítico, Don Sergio.

    Fantástico recurso de la ironía crítica expresa.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una simple receta originada de historias hay de sobra dando vueltas por el mundo, lamentablemente.

      Un abrazo, Pedro.

      Eliminar
  5. Sergio:
    Está muy bueno y ocurrente. Y es un plato bastante amargo.
    Te olvidaste de mencionar la presencia en la cocina de una señora, muy circular ella, que predice el resultado y a la que -como a Casandra- nadie le cree.
    Es una receta muy antigua, algo oí de que su origen estaría en los antiguos pueblos anglosajones, que la adoptaron de un pueblo de nómades, provenientes del Mediterráneo Oriental.
    Los médicos me la prohibieron.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco yo gusto de comer ese plato, Arturo. La receta sí que es muy antigua y difundida, pero parece que aún hay muchos que se la tragan como si fuera un dictado de los dioses.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El Señor de los Microrrelatos. Siempre sorprendiendo con su literatura instantánea, tanto que hoy nos presenta todo servido en plato.
    genial.

    besos.

    Vlanka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vlanka. Pero cuidado que este tipo de platos suelen provocar indigestiones :)

      Un beso.

      Eliminar

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...