martes, 31 de julio de 2012

Libre




De pie, en el centro de la celda, cierra sus ojos y avanza hacia la ventana. Esta desaparece, igual que la pared. Ya en el patio de la prisión, sigue su marcha y se esfuman los muros. Camina por la calle. Se borran los policías y los jueces corruptos que lo condenaron. Continúa, y se evapora el verdadero asesino. Sin detenerse, hace que se desvanezca la ciudad, que también lo sentenció. Prosigue hasta el borde del acantilado, despliega sus alas y vuela en libertad.


© Sergio Cossa 2012

10 comentarios:

  1. me hizo acordar a esa cita de V. Woolf: luchar por la libertad con la mente... y sí, sólo ella puede evaporar los muros. Un micro muy lírico, Sergio. Muy bueno!! Saludos van

    ResponderEliminar
  2. Seguro que al finalizar el vuelo se encontraría de nuevo sentado en ese camastro inmundo, pero los sueños siempre son liberadores. Soñar se puede.

    un micro muy interesante, y la foto es muy sugerente.

    ResponderEliminar
  3. Este micro es un canto a la libertad, Sergio. A quienes nos ha tocado vivir en Estados que practicaban el terrorismo, se nos ha quedado pegado el miedo a las condenas injustas.

    Gran micro, sin duda.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Sandra, Ángela y Pedro, gracias por sus comentarios.

    Después de subir un micro lleno de tristeza como es "No ser", me gustó continuar con algo que hable de sueños y libertad. Aunque sea en la mente del protagonista.

    ¡Saludos a tod@s!

    ResponderEliminar
  5. Ese "aunque sea en la mente del protagonista" es muy importante, decisivo, diría yo.
    Esa es la mayor y más absoluta libertad de todas, que uno se pueda/ se siente libre independientemente de los circunstancias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Luisa. No hay mayor libertad que la de nuestra mente.
      Gracias por pasarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Si este ejercicio de soñar no fuera cotidiano, no sobreviviríamos muchas veces. Me encantó!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sueños suelen ser soportes para la vida, tal cual.

      ¡Saludos, sandiwen! :)

      Eliminar
  7. Toda una suerte sentir esa inmensa sensación de libertad.

    Tengo que leer el de la tristeza que nombras, a ver si es tan triste como dices. Este de hoy, a mí me parece evocador para la imaginación y la mente.

    Me gusta, Sergio. Recibe un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, gracias por pasarte, Laura.

      ¡Abrazo!

      Eliminar

Estoy seguro de que tu comentario será un aporte constructivo para la comunidad...